Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


15/9/10

Una Historia de Guerra




 
 
 
 
 
Tres Poetas me han hecho llegar, simultáneamente, un precioso artículo de Arturo sobre la Guardia Civil y Afganistán. Son:

Eduardo Gortázar.
 
 

Santi Zerolo y Caito. 
 
 
UNA HISTORIA DE GUERRA

Alguien escribió en cierta ocasión que si una historia de guerra parece moral, no debe creerse. Y alguna vez lo repetí yo mismo. Pero eso no es del todo verdad. O no siempre. Como todas las cosas en la vida, la moralidad de una historia depende siempre de los hombres que la protagonizan, y de quienes la cuentan. Ésta de hoy es una historia de guerra, y quiero contársela a ustedes tal como algunos amigos míos me han pedido que lo haga. La moralidad la aportan ellos. Yo me limito a ponerle letras, puntos y comas.

Base de Mazar Sharif, Afganistán. Cinco guardias civiles, de comandante a sargento, perdidos en el pudridero del mundo, formando a la policía afgana. Cinco guardias de veintidós llegados hace cinco meses y medio, desperdigados por una geografía hostil y cruel, en misión de alto riesgo, en una guerra a la que en España ningún Gobierno llamó guerra hasta hace cuatro días. Los cinco de Mazar Sharif, como el resto, eran gente acuchillada, porque lo da el oficio. Sabían desde el principio que a la Guardia Civil nunca se la llama para nada bueno. Y menos en Afganistán. Si lo que iban a hacer allí fuera fácil, seguro, cómodo o bien pagado, otros habrían ido en vez de ellos. Aun así, lo hicieron lo mejor que podían. Que era mucho. Atrincherados en una base con americanos, franceses, holandeses y polacos, vivían con el dedo en el gatillo, como en los antiguos fuertes de territorio indio. Igual que en los relatos de Kipling, pero sin romanticismo imperial ninguno. Sólo frío, calor, insolaciones, sueño, enfermedades, soledad. Peligro. Los únicos cinco españoles de la base, de la provincia y de todo el norte de Afganistán.
Ellos y sus compañeros habían llegado a la misión tarde y mal, aunque ésa es otra historia. Que la cuenten quienes deben contarla. Aun así, con la resignada disciplina casi suicida que caracteriza al guardia civil, se pusieron al tajo. Como era de esperar, no encontraron la mesa puesta. Quien estuvo por esos mundos con militares norteamericanos, holandeses y franceses, sabe de qué van las cosas. Sobre todo con los norteamericanos, que tienen a Dios sentado en el hombro como los piratas llevan el loro. Para hacerse un hueco entre sus aliados, distantes y despectivos al principio, no hubo otra que la vieja receta de Picolandia: aprender rápido, trabajar más que nadie, no quejarse nunca y ser voluntarios para todo. Y por supuesto, tragar mierda hasta reventar. Y así, a base de orgullo y de constancia, poco a poco, los cinco hombres perdidos en Mazar Sharif se hicieron respetar.
Un triste día se enteraron de la muerte de sus dos compañeros en Qualinao. De la pérdida de dos guardias civiles de aquellos veintidós que llegaron hace medio año, y de su intérprete. Y pensaron que el mejor homenaje que podían hacerles era que la bandera norteamericana que ondea en la base fuese sustituida, aquel día, por la española a media asta. Eso no se hace allí nunca, aunque a diario hay norteamericanos muertos, los franceses sufrieron numerosas bajas, y también caen holandeses y polacos. Así que el jefe de los guardias civiles, el comandante Rafael, fue a pedir permiso al jefe norteamericano. Accedió éste, aunque extrañado por la petición. Saliendo del despacho, el guardia civil se encontró con el jefe del contingente francés, quien dijo que a él y a sus hombres les parecía bien lo de la bandera. En ésas apareció otro norteamericano, el mayor James, que nunca se distinguió por su simpatía ni por su aprecio a los españoles, y con el que más de una vez hubo broncas. Preguntó James si los muertos de Qualinao eran guardias civiles como ellos, y luego se fue sin más comentarios.

A las ocho de la tarde, cuando fuera de los barracones apenas había vida, los cinco guardias se dirigieron a donde estaba la bandera. Formaron en silencio, solos en la explanada, cinco españoles en el culo del mundo: Rafael, Óscar, Rafa, Jesús y José. Cuando se disponían a arriar la enseña, apareció el teniente coronel francés con sus cuarenta gendarmes, que sin decir palabra formaron junto a ellos. Luego llegaron el mayor James, el teniente Williams y veinte marines norteamericanos. Y también los polacos y los holandeses. Hasta el pequeño grupo de Dyncorp, la empresa de seguridad privada americana destacada en Mazar Sharif, hizo acto de presencia. Todos se cuadraron en silencio alrededor de los cinco españoles, que para ese momento apretaban los dientes, firmes y con un nudo en la garganta. Y entonces, sin himnos, cornetas, autoridades ni protocolo, el capitán Rafa y el sargento José arriaron despacio la bandera. Una historia de guerra nunca es moral, como dije antes. Si lo parece, no debemos creerla. Pero a veces resulta cierta. Entonces alienta la virtud y mejora a los hombres. Por eso la he contado hoy.

Arturo Pérez Reverte.




 Queridos compañeros y amigos.
 Es solo una imagen, de poca calidad pero con mucho significado. Además
 de querer compartirla espero que de alguna forma os reconforte. Esta
 mañana el pequeño grupo de Guardias Civiles destacados en Mazar e
 Sharif (Afganistán) decidió pedir permiso para cambiar la bandera de
 EEUU que habitualmente ondea en nuestra base e izar la española a
 media asta en señal de duelo por nuestros compañeros. El Jefe de la
 Base accedió un poco extrañado, pues era la primera vez que esto
 ocurría.
 Al anochecer íbamos a formar los cinco para arriarla y rendir una
 pequeña oración. De pronto, de forma voluntaria se nos unió el
 contingente francés al completo (izquierda), luego los US Marines
 (fondo derecha), los polacos y los holandeses (fondo). También nos
 acompañó, aunque no se ve en la foto, personal civil de Dyncorp
 (american contractor).
 Desde que empezó el año desgraciadamente hay que contar centenares de
 víctimas de todas las nacionalidades. Sin embargo, este ha sido el
 primer homenaje que ha se ha rendido en esta Base. No hubo corneta ni
 himnos, no hubo orden previa ni ensayos, tampoco prensa o autoridades.
 Solo unas palabras sentidas que a duras penas fueron pronunciadas en
 su memoria, seguidas de un silencio desgarrador mientras se arriaba
 nuestra bandera.
Va por vosotros!! Viva España y Viva la Guardia Civil!
 Contingente Guardia Civil (Mazar e Sharif).

 José María Leoncio.


La Guardia Civil.

24 comentarios:

Santi Z dijo...

Magnífica, como siempre, la columna de Arturo. Impresionantes y emotivos los hechos en si y sobrecogedora la imagen de la formación. ¡Viva la Guardia Civil!

ana belen dijo...

Gracias, me ha emocionado.
Mi abuelo fue Guardia Civil.

Chevi Sr. dijo...

De casta le viene al galgo. Gracias a ti por seguirnos.

Gonzalo R-Colubi dijo...

¡VIVA HONRADA LA GUARDIA CIVIL!

Antonio Ferratges dijo...

Se me ponen los pelos de punta.

¿Quien dice que no son militares?

Un abrazo.

¡¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!!!

Cristina dijo...

Además de las lágrimas, solo me salen dos palabras: sensacional y conmovedor.

Paco Benítez dijo...

Un cariñoso recuerdo a todos nuestros compañeros de la Guardia Civil que dieron su vida por la Patria y entre ellos al Capitan Cortes, heroe del Santuario de la Virgen de la Cabeza de Andujar.
¡Viva la Guardia Civil!

Anónimo dijo...

¿Y Caito que pinta aquí?

Chevi Sr. dijo...

Al principio de la entrada pone:
Tres Poetas me han hecho llegar, simultáneamente, un precioso artículo de Arturo sobre la Guardia Civil y Afganistán. Son:
...
Y uno es Caito; pues eso.

Cristina dijo...

Caito o cualquier otro, pinta mas que tu aquí. Pedazo de anónimo.

Anónimo dijo...

¿Y que?

Gonzalo R-Colubi dijo...

Anónimo de los cojones: A tu, como mínimo torpe, comentario de Caíto que pinta aquí, te responde Chevi (que firma como Chevi) haciendo una explicación para eso. Para torpes. Poco después Cristina (que firma como Cristina)te llama cacho Anónimo.Con toda la intención y por otra parte señorío. Ahí puede caber la palabra imbécil, idiota, pusilánime, penco... en fin miles.
Sólo faltaría que Caito, o cualquier otro español, no pudiera rendir un homenaje a nuestra querida y honrada Guardia Civil.

Santi Z dijo...

Sugiero no contestar mas a este CRETINO (por buscar un apelativo mas de los muchos y acertados que le dirige Gonzalo). Por mi parte este será el ultimo comentario en respuesta a un anónimo que ya tiene bastante con su cobardía. Es prerrogativa del dueño del blog aceptar intrusos anónimos, por tanto nada que decir a esto. Tiene tan poca vergüenza y dignidad como para inocular su veneno de serpiente resentida en forma de comentario anónimo en todas aquellas entradas que puedan suponer nuestro pequeño homenaje a quien en conciencia se lo merece ya sea la Guardia Civil o una joven y guapa amazona que afronta los obstáculos y dificultades de la vida con el valor que a el le falta para dar la cara. ¡COBARDE!

Chevi Sr. dijo...

Como presidente, no electo, sino a la antigua usanza, me corresponde dar cerrojo a este asunto a pesar de la indisciplina de Zerolín, (misma escuela que Gon"s"alito).

"Veneciano, ya te hemos dicho antes de agora muchas veces, que eres muy grande hablador, y que, aunque de ingenio boto, muchas veces pretendes despuntar de agudo; más para que veas cuan necio eres tú y cuan discreto soy yo, quiero que me oigas:

¿Y qué? ...pues queeee...te den por la bandera del Japón".

Cristina dijo...

Con permiso del presidente elegido a la antigua usanza, solo quería decir, ja ja ja, me parto!

Gonzalo R-Colubi dijo...

Ya dijo Salmerón, quien no duraría ni dos meses de Presidente de la 1ª República, "por no mandar no mando ni en mi casa".
Ahora una cosa es ser Presidente (a la antigua usanza como debe ser) y otra es ser el dueño (como claramente dice Santi).
De una u otra forma acato órdenes y ya no voy a hablar mas del cretino,torpe,penco y pedazo anónimo. Prefiero hacer uso del picadero.

Cristina dijo...

Hablando del picadero y del pedazo de anónimo, creo que el 1 de septiembre se hizo caquita en los calzones.
Perdón presi.

Anónimo dijo...

Menuda gente.

Cristina dijo...

Y Dios pobló la tierra con espinacas, coliflores, brócolis
y todo tipo de vegetales
para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse
y llevar una vida sana.

Y Satanás creó McDonald's,
y MacDonald's creó el Big Mac.
Y Satanás dijo al Hombre:
'¿Lo quieres con patatas y Coca Cola?'.

Y el Hombre dijo:
'Sí y en tamaño grande'.
Y el Hombre engordó.

Y Dios dijo:
'Haya yogurt para que la Mujer conserve la silueta
que he creado con la costilla del Hombre'.

Y Satanás creó el chocolate.

Y la Mujer dijo:
'Con almendras'.
Y la Mujer engordó.

Y Dios creó las ensaladas y el aceite de oliva.
Y vio que estaba bien.

Y Satanás hizo el helado.

Y la Mujer dijo:
'De nata y fresa'.
Y la Mujer engordó.

Y Dios dijo:
'Mirad que les he dado frutas en abundancia,
que les servirán de alimento'.

Y Satanás inventó los huevos con chorizo.

Y el Hombre dijo:
'Y con Panceta'.

Y el Hombre engordó y su colesterol malo se fue por las nubes.

Y creó Dios las zapatillas deportivas
y el Hombre decidió correr para perder los kilos de más.

Y Satanás concibió la televisión por satélite
y agregó el mando a distancia
para que el Hombre no tuviese que cambiar de canal
con el sudor de su frente.

Y el Hombre dijo:
'Y quiero una cervecita'.
Y el Hombre aumentó de peso.

Y Satanás dijo a la Mujer:
'Son apetecibles a la vista del Hombre unos aperitivos'.

Y la Mujer le acercó al Hombre patatitas fritas, palitos salados,
cortezas, más chorizo y otra cerveza.

Y el Hombre,
aferrado al mando a distancia,
comió los aperitivos,
que eran abundantes en colesterol.

Y vio Satanás que estaba bien.

Y el Hombre llegó a tener las coronarias obstruidas.

Y dijo Dios:
'No es bueno que el Hombre tenga un infarto'.
Y , entonces , creó el cateterismo y la cirugía cardio-vascular
y las unidades coronarias.

Y Satanás creó...LA SEGURIDAD SOCIAL.

Y, ya cansado, dijo Dios: ¡¡ ANDA Y QUE OS DEN POR PIII…. A TODOS!!! Y creó a los ANÓNIMOS.

Y en eso andamos.......

Chevi Sr. dijo...

Pues ¿qué creías?...amigo Sancho,digo Veneciano.

Gonzalo R-Colubi dijo...

En una ocasión, no recuerdo por qué vino al caso, me explicaba mi padre la importancia de ser llano. Y añadía que por otra parte del llano al chabacano hay un paso.
COROLARIO Ó ASÍNTOTA QUE NO RECUERDO BIEN COMO ERA ESO:
Buena gente ésta la que firma en el blog. Gente llana. Otros, a los que no reconozco,gentuza.

Cristina dijo...

Pues eso.

Cristina Fdez. de Valderrama Alonso dijo...

MENUDA GENTE.
Lema de la Guardia Civil: "El Honor es mi Divisa".
Debe conservarse sin mancha, y si una vez se pierde, no se recobra jamás.

Chevi Sr. dijo...

Cariño, qué cosas dices.
¡Viva Franco!
¡Arriba España!