Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.


AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


8/1/18

CXXV PROMOCIÓN DE CABALLERÍA "L" ANIVERSARIO

 















SALIDA DE TENIENTES
¨L¨ ANIVERSARIO
GJ
Angel Cerdido Peñalver





“L” Aniversario Salida de Tenientes.

CXXV Promoción de Caballería. (XVII A.G.M.- 3ª Época).

Valladolid 19 octubre 2012.

La travesía de los de mi generación está en el momento dulce, ese momento en que queda más camino por detrás que por delante y la cercanía del puerto despierta el ánimo haciéndome revivir las andanzas de aquellos años académicos con mis compañeros de promoción y recordar a todos nuestros profesores. El tiempo no borra las muchas y buenas enseñanzas, las hace más bien innumerables y más reales, y las precipita, en una palabra, que creo nunca reciben suficientemente los que han sido maestros de nuestra vida: Gracias.
 Así recuerdo esa parte de mi juventud; la época en que fui protagonista de mi vida, y no un actor secundario de los hijos. Eso sí, un actor secundario muy satisfecho de su papel.
Como al final es el tiempo el que descubre la verdad, en 2012 a la vuelta de Valladolid donde asistí a los actos celebrados con motivo del “L”aniversario de salida de tenientes de la promoción, desde Zaragoza escribí la carta que hoy remito a todos los poetas, y que en su día mandé a los pocos compañeros que por desgracia me quedan. No sé cuándo nos volveremos a ver, pero da igual cuando sea, con los amigos lo importante es volver a coincidir.



Queridos compañeros:
Siempre me aconsejaron que tuviera buena letra, porque es la forma que tendrás, decían, de demostrar a los demás que eres de fiar. Pero el tener buena letra nada tiene que ver con escribir más o menos bien, como en Aragón algunos todavía creen, por eso desde esta bendita tierra me apresuro a pediros perdón por el atrevimiento.

¿Por qué hablar de letras, si lo que de verdad importa hoy en el mundo son los números? Lo frustrante a estas edades es que, aunque conozcamos casi todas las respuestas nadie nos pregunta, por eso yo sigo con lo mío, y como la vida es un camino de ida trataré de no caer en la nostalgia. 

Esto de envejecer no está tan mal como dicen, sobre todo teniendo en cuenta la “otra alternativa”.
Todos nacimos en una época en que si algo (desde un electrodoméstico hasta el mismo matrimonio) se rompía, se arreglaba y no se titaba a la basura. Con estos pensamientos, entre otros, marché a Valladolid con la ilusión de recuperar cosas del espíritu cuyo encanto y fascinación advertí hace tiempo que se me habían escapado de entre los dedos del alma.

Esta vez el volver al lugar donde fui feliz si estuvo a la altura de mi nostalgia. Me pareció como si la Patria agradecida me devolvía el beso que hace ya cincuenta y cuatro años le di.

 “Si en algún momento las fuerzas flaquearan, que condición humana es, volver a Valladolid a visitar este viejo solar, contemplar el monumento que preside su fachada y cuando veáis nuevamente la arrogancia marcial de los lanceros y el gesto viril y enfebrecido del pequeño soldado del Alcántara, que con su heroico desprendimiento y
total entrega logró sencillamente lo imposible, tengo la seguridad de que la sangre golpeará con más fuerza vuestras venas, que el corazón subirá a vuestra garganta, que una nube de lagrimas empañará vuestros ojos, y que en lo más íntimo de vuestro ser, sentiréis el inmenso orgullo de ser los continuadores de tanta grandeza, de tanto
heroísmo, de tanto desprendimiento, y caeréis de rodillas porque el peso de tanta gloria no os permitirá permanecer de pie”.*

Por todo esto, ese 19 de octubre, yo también hubiera querido romper el protocolo, salir de formación, desplazarme al centro del Patio de Armas, TCOL. Primo de Rivera, arrodillarme frente a las cuatro grupas de los cinco caballos del Monumento del genial Mariano Benlliure dedicado a los Héroes del Regimiento de Cazadores de Alcántara 14 de Caballería y dirigirme a todos mis compañeros de promoción: los ¡PRESENTES!, los
¡AUSENTES! y a los que ¡ESTA!bais tan cerca de mí, para decirles con todas misfuerzas,**

¡GRACIAS!

Un fuerte abrazo
Zaragoza 25 octubre 2012.










En la parte trasera del monumento, la que ve desde el Patio de Armas, se aprecian
solamente cuatro grupas que corresponden, mirando al monumento de frente a:

Soldado de Cazadores de Caballería. Campaña de África (1920-1922) 
Soldado 1º de Lanceros (1836) 
Soldado de Caballería de Línea. Tropas de la Casa Real (1703-1728) 
Batidor de Lanceros (1847-1850)

El gran maestro Mariano Benlliure y Gil hace desaparecer por motivos estéticos, la
grupa del jinete que encabeza la formación. El:

Portaestandarte de “Caballos Coraza” (1632-1665)


























Pequeña escultura en bronce de Mariano Benlliure que atesora el Museo del Ejército
dedicada al TCOL Fernando Primo de Rivera y Orbaneja.
Réplica del bronce de Benlliure del Patio de Armas de la Academia de Caballería.

Parte de todo esto creo que ya lo he escrito alguna vez, pero como debe ser que me hago mayor lo repito sin descanso. La vida me envuelve con su incertidumbre debido: a lo que olvido y por lo que desconozco. Olvido mucho y quiero saberlo todo. Para saber, pregunto y para no olvidar, escribo lo que voy sabiendo. Al final lo escrito es mi memoria.
Como dijo Cervantes: “Paciencia y barajar”


*Fragmento del discurso del coronel director de la Academia de Caballería D. Conrado Carretero de
Pablo, con motivo de la entrega de despachos de tenientes a la XXI Promoción

**Como es tradicional en Caballería al pasar lista nominal el número uno de la promoción: los que nos
dejaron por muerte natural o por ser asesinados por la banda terrorista eta, el mismo primeraco
contesta con un ¡Presente!; los que no pudieron asistir con un ¡Ausente!, y los que estábamos en
formación contestamos con un ¡Está! En total siete Presentes, seis Ausentes y once Está.





Ángel Cerdido Peñalver
Zaragoza enero 2018.

No hay comentarios: